Reconoce y sobrelleva la Frustración

Por Jennifer Hernández

¿Te has puesto a pensar porque tenemos tanta ansiedad, depresión, ira , tristeza , decepción? ¿Has deseado algo que no llega o cuando llega no cumple con tus expectativas y eso te frustra? ¿Ocultas la frustración comiendo, haciendo deportes, buscando otros placeres, incluso con los likes en las redes sociales? Yo he reconocido muchas veces la frustración en mi y de vez en cuando aparece para que me de cuenta que tengo que seguirla trabajando. En esta entrada te cuento lo que he aprendido de la frustración y lo que me ha estado ayudando.

Imagen de Steve Johnson en Pixabay 

¿Qué es la Frustración?

Si vamos hablar de frustración, lo primero que se me ocurre es conceptualizarlo y darle un significado. Cuando buscas el concepto en los diferentes medios, te encuentras que se relaciona con una Respuesta Emocional que se da cuando no se logra satisfacer una necesidad o un deseo. Lo cual nos produce una serie de emociones mezcladas que pueden ir desde la tristeza, la rabia, la impotencia, decepción, entre otras. Así que está muy relacionado con no lograr las expectativas que te habías planteado.

Supongo que si tengo que dar un ejemplo muy simple, sería cuando me planteo que quiero aumentar mi número de seguidores en alguna de las redes y preparo una super mega publicación que para mi es lo mejor del mundo mundial y cuando veo los resultados muy pocas personas entraron a verla. Así que tenia una expectativa que fue mucho más grande del resultado que obtuvo, es decir que mis expectativas no eran realistas. Claro algunos dirán que debo seguir otra estrategia, y me enseñarán como hacerlo mejor, pero lo cierto es que eso genera frustración, pasajera o no.

¿Cuándo se da la Frustración?

Parece que la frustración puede producirse por distintas causas, veamos unas pocas para poder entender porque en la sociedad actual estamos padeciendo tanta frustración.

  1. Nos frustramos cuando no nos sentimos suficientes. Es decir cuando no nos sentimos suficientemente buenos, o guapos, o inteligentes, o capaces…
  2. Además parece que nos frustramos cuando hay barreras que nos impiden alcanzar lo que queremos. Puede ser cuando queremos ir a un concierto y no quedan entradas, cuando queremos una prenda de ropa y no queda nuestra talla, etc.
  3. Por otro lado, nos frustramos cuando sentimos que nos merecemos algo por el esfuerzo realizado pero no llega el refuerzo que necesitamos para continuar. Es como cuando llevas tiempo haciendo promoción a un producto, de diferentes formas y este no termina de venderse, aunque todos lo desean obtener de forma gratuita.
  4. También nos frustramos cuando nos quitan el refuerzo positivo que teníamos o nos quitan algo que creíamos nuestro. Lo primero que me vino a la mente es cuando publicas algo y tienes un montón de personas que le dan like a tu publicación y luego entras a ver las estadísticas y no tienes sino unos pocos.
  5. Otra razón para frustrarnos es cuando tenemos que tomar decisiones o escoger entre diferentes opciones ambas buenas y que nos encantan, ambas malas que no nos gustan, o entre situaciones que tienes sus pro y sus contra. Me recuerda el momento en que estaba decidiendo que hacer con mi vida, si quedarme en la empresa que trabajaba, irme a otro país con la misma empresa, o irme sola. Tuve que poner los pro y los contras de cada una de las opciones y fue muy frustrante darme cuenta que todas las opciones eran a la vez tan buenas como malas

¿Cómo nos afecta la Sociedad?

Vivimos en una sociedad donde hemos aprendido a conseguir lo que queremos rápidamente y si no lo conseguimos buscamos otras alternativas para saciar el ansia de tener lo que queremos, pero YA. Exigimos respuestas inmediatas, soluciones rápidas. Hay tanto donde escoger que no tenemos ni idea de lo que realmente queremos o nos hace falta.

Estamos en una sociedad donde parece valorarse más el físico que el intelecto, la ciencia que la espiritualidad, lo tangible que lo intangible. Donde se muestran los logros y se ocultan los problemas. Donde se inventan vidas para esconder las insuficiencias. Donde nos ofendemos por todo y por todos. Donde hay tanta información como desinformación. Donde no hay espacio para el error o para las diferencias. Nuestra sociedad esta dividida por sus creencias, por lo que no nos atrevemos a ser diferentes a lo que la sociedad nos impone. Actuamos como robot, siguiendo el ritmo que nos van tocando, muriendo poco a poco y en silencio, hasta que algo nos pasa para despertarnos.

Nos dicen que podemos alcanzar nuestros sueños con sólo desearlo, que soñemos en grande. Entonces enfocamos nuestra energía en desear algo que queremos ya, pero que no estamos dispuestos a esperar por mucho tiempo. Así que cuando pasan algunos días, incluso meses y ese sueño no se alcanza exactamente como queremos, terminamos abatidos y sin deseos de seguir, por eso brincamos de lado a lado.

Son pocas las personas que están realmente satisfechas con lo que hacen, con lo que tienen, o con lo que son. Por no decir que hay muy pocas personas que saben lo quieren y luchan por ello. No es de extrañar que haya tanta frustración.

Imagen de Isa KARAKUS en Pixabay 

¿Cómo se manifiesta la frustración?

La frustración puede estar oculta en aquellos que buscan la perfección o aquellos que se exigen mucho más de la cuenta. Si lo sabré yo que hago cada publicación de la página de @neurorientate como si fuera una obra de arte con los mínimos detalles, y cuando no recibe un like, no sólo me frustro sino que me digo a mi misma que no fui lo suficientemente buena, por lo que la siguiente publicación tiene que ser mejor que la anterior. Esto puede volverse un círculo vicioso, si no hubiese comenzado a buscar mi propia satisfacción, sin necesitar la aprobación de los demás.

La frustración también puede estar escondida en aquellos que están en una constante búsqueda, sin sentir la satisfacción en lo que hacen a largo plazo y por eso intentan saciar sus deseos con placeres más inmediatos. No se si te identificas con alguno de estos, aunque seguro hay muchos más que no mencione, porque cada persona es un mundo, pero los más comunes son: la comida, el sexo, el deporte o ejercicio, el conocimiento, la ropa, el juego, la diversión, la aventura, los likes :)… En mi caso lo reconocí porque estaba comiendo dulce en exceso sin tener realmente hambre, le busqué mil excusas hasta que me puse analizarlo y hacerle seguimiento y me di cuenta que la emoción involucrada era la frustración. Por eso muchas veces los deseos no alcanzados que nos frustran están ocultos y son inconscientes a nuestros ojos, lo hacemos consciente cuando nos damos cuenta que algo raro está pasando. Es interesante porque vemos personas saltando de pareja en pareja, de trabajo en trabajo, de curso en curso, etc. Tenemos una sociedad donde hay de todo para ser felices y pocas personas realmente lo son.

Pero también hay frustraciones que se pueden manifestar con tristeza y desolación, se puede mostrar como una depresión que lleva consigo una inactividad. Es decir que preferimos encerrarnos en nosotros mismos para no volver a enfrentarnos a algo igual.

El cambio mundial que se está produciendo en este momento debería ser visto como una bendición, porque nos está moviendo la vida y nos está llevando a ver hacia nuestro interior. Si seguimos esperando respuestas afuera seguro estaremos frustrados, por lo que estar satisfechos va a depender de lo que queremos cada uno de nosotros y eso lo encontraremos cuando cerremos los ojos y nos conectemos con nuestro YO. Hay un mundo interno más grande e inmenso que lo que podemos percibir con nuestros sentidos actuales, así que te invito a descubrir tu verdadero potencial, desconectando, desaprendiendo y reconectando con tu fuerza vital.

¿Qué podemos hacer ante la frustración?

1.- Lo primero es DARTE CUENTA que existe la frustración en ti, es decir reconocer la emoción o el sentimiento en nosotros y saber de donde viene esa emoción o sentimiento.

2.- EXPRESA la emoción sin contenerla, de forma sana tratando de comprender lo que te pasa y saber que hay detrás de esta.

3.- ACEPTA que hay situaciones que puedes cambiar porque están en tu área de control y otras que aunque puedas influir o no, lo que pase no depende de ti.

4.- Revisa las EXPECTATIVAS que tienes de la situación que te genera frustración o que te generó sentirte como te sientes y cámbialas, o deséchalas. Disfruta de las experiencias sin generarte ninguna expectativa, como cuando eras un niño y no tenías ni idea de lo que pasaría. Permite que te asombre, te sorprenda la vida. Vive en el PRESENTE que es lo único que existe.

5.- Ten PACIENCIA, cada cosa tiene su tiempo y si no lo sabes, aprende de la naturaleza. Yo he trabajado mucho la paciencia desde que llegué a Tenerife mientras aprendía y conocía el trabajo de la tierra en la Finca las Candias. Lo noté en cada cosa que hacía, pero principalmente cuando sembré los primeros árboles frutales. La paciencia de regar, de podar, de quitar la hierba, de abonar, eliminar la plaga, ver que algunos se secaban y otros crecían a su ritmo, para poder comerme la primera fruta tuve que esperar de 3 a 4 años.

6.- CONFÍA en ti y en tus recursos. Entiende que eres SUFICIENTE y que tienes todo lo que necesitas. Aunque si piensas que te falta algo, seguro tienes la capacidad para alcanzarlo. Para ello CONOCE tus TALENTOS, tus LIMITACIONES, y enfócate en aquello que te es útil

7.- NO busques APROBACIÓN externa, disfruta lo que haces, por ti y para ti.

8.- Mantente en un estado de SOSIEGO y TRANQUILIDAD, para ello adentrarte al mundo de la MEDITACIÓN o descubre estar en atención plena usando técnicas de MINDFULNESS (Conoce más sobre el curso de Mindfulness) (Conoce más sobre el libro)

Una Pequeña Reflexión Final

La frustración como toda emoción es buena para que nos demos cuenta que algo está fallando. Esta nos ayuda a que tomemos acción, es decir que hagamos algo sobre eso que nos hace mal. Sentimos frustración porque nos creamos expectativas de lo que debería suceder, no disfrutamos la experiencia en si, sino que vivimos en el pasado y el futuro y no somos capaces de reconocer, vivir y aceptar el PRESENTE. Muchas de estas emociones están ocultas y las traemos guardadas en nuestro inconsciente. Se esconden detrás comportamientos rutinarios que no hacemos consciente hasta que nos dañan. Para eso está la AUTO-OBSERVACIÓN y de eso hablaremos en otra entrada.

En tu caso, ¿Cómo sueles lidiar con la frustración? ¿Qué me recomiendas o que le recomendarías a otras personas que están viviendo frustrados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *