Movimientos Oculares ¿ Que dicen sobre tí?

¿Sabes que tus movimientos oculares dicen mucho sobre ti y pueden modificar tus pensamientos?

Los movimientos oculares pueden no solamente darnos información valiosa sobre nosotros mismos y sobre otras personas si no también como pueden ayudarnos a manejar nuestros pensamientos negativos o repetitivos que consumen tanta energía de forma innecesaria, pues pensar en ellos en forma repetitiva no necesariamente nos ayudará a solucionarlos.   Ahora veamos el ejemplo de cuando eras niño o niña y llorabas porque tuviste una leve caída o porque perdiste algo que querías y te sentiste frustrado, ¿Recuerdas lo que hacían tus abuelos, padres o personas mayores, para calmarte?

Algunos decían aumentando el tono de voz para denotar sorpresa: ¡mira ese pájaro! o ¡mira ese avión!, si uno estaba al aire libre o quizás si estabas en un lugar cerrado te decían; ¡mira este juguete tan lindo!   o ¡Mira este caramelo!, llevándote a desviar la mirada hacia arriba.  Aunque quizás nuestros abuelos y padres lo hacían de manera inconsciente y quizás no sabían que mirar hacia arriba nos desconectaba de nuestro lado kinestésico o sensorial y por ello nos calmaban o distraían en la mayoría de los casos.

Cuando tengas un pensamiento negativo y repetitivo que no te deja concentrar en nada más, mira hacia arriba (mueve los ojos hacia arriba, no la cabeza, sólo los ojos) y con los ojos hacia arriba trata de seguir pensando en ese pensamiento repetitivo, verás que no es posible hacer las dos cosas, pues la conexión neuronal que activas al mirar hacia arriba te desconecta de tu sentir o tu canal sensorial.

Piensa en una persona que se siente triste, deprimida o está reflexionando, notarás que normalmente mira hacia abajo. Esto es porque la conexión neuronal que se establece al colocar los ojos hacia abajo es con nuestras emociones y sensaciones.  También cuando estamos relajados en la playa, en la montaña o donde prefieras, o nos hacen un masaje o nos acarician el cabello, los ojos tienden a bajar y a cerrarse pues se activa una conexión con nuestras sensaciones.  No es común que se mire hacia arriba en esos momentos, pues las conexiones en nuestro cerebro dirigen nuestros ojos a un lugar o a otro.  Es por eso que se puede tener mucha información si observas los movimientos oculares de las personas.

El movimiento ocular no solamente es hacia arriba o hacia abajo, también puede ser horizontal a la derecha o a la izquierda y lo usamos cuando queremos conectarnos con los sonidos de una mejor manera.  Por ejemplo si estas en un restaurante sentado en una mesa con otra persona conversando y escuchas una voz conocida en la otra mesa que está justo detrás de ti, y voltear la cabeza para mirar quien habla podría ser mal interpretado, tus ojos se desviarán de forma horizontal en la dirección del sonido, así la conexión neuronal se activa y agudiza tus sentido del oído.  Si tu acompañante es  observador, notará de inmediato,sólo con ver tus ojos, que no estás prestándole atención y que estás concentrado en la  conversación de la otra mesa.

Puedes hacer un ejercicio para darte cuenta ahora conscientemente del movimiento de tus ojos, pídele a alguien que haga sonidos o converse en forma baja para que te obligue a prestar atención y que se sitúe en diferentes espacios de tu habitación, a la derecha a la izquierda de ti o al frente, pero tu mantente de espaldas a la persona que habla y sé consciente de dónde se dirigen tus ojos cuando la persona está en un lugar u otro.  Verás que tus ojos se desplazan en el plano horizontal, ni hacia arriba ni hacia abajo justo en el centro, hacia la derecha o la izquierda y en el plano horizontal del centro.

También puedes utilizar un espejo para ver tus movimientos oculares cuando recuerdas un evento del pasado en imágenes o cuando piensas en un momento en el futuro que no ha ocurrido, verás como tus ojos se dirigen hacia arriba a la izquierda cuando estas recordando y arriba a la derecha cuando estás pensando en algo que no ha ocurrido aún pues está en tu lado creativo.

PNL no es magia, ni es un concepto abstracto, es muy simple y se basa en estudios científicos del cerebro,la mente y el sistema neurológico, para modelar tu comportamiento y obtener el mejor resultado en todos los aspectos de tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *