Las 5 heridas de la Infancia- Parte II- El Rechazo

El Rechazo es una de las heridas de la infancia originada frecuentemente por el progenitor del mismo sexo, la persona con la herida de rechazo se siente despreciada, segregada, no querida, infravalorada como si estuviera de más en el mundo, y a través de este filtro mental reaccionará a los diferentes eventos en su vida.

La herida o programa del rechazo puede originarse en el niño hasta por un pensamiento de rechazo de la madre o el padre, sea por haber sido un embarazo sorpresa, no esperado, no deseado o porque su llegada pudo generar algún inconveniente a uno o ambos progenitores.  También puede ocurrir por el nacimiento de un hermano o hermana que haga sentir al niño que ha sido desplazado del amor y cuidados de sus padres.   En algunos casos la sobreprotección puede programar una herida de rechazo, debido a que el inconsciente del niño percibe que no es suficientemente bueno para hacer las cosas y por eso es sobreprotegido.

Hay que recalcar que estas heridas se programan en la mente inconsciente es por ello que, el inconsciente para evitar que la herida sea nuevamente lastimada activará una máscara para “protegernos”.  Dependiendo de cómo sea vivida la situación el inconsciente del niño generará una herida de abandono, rechazo, humillación, traición o injusticia, por ello en algunos casos hermanos que viven condiciones similares en su infancia pueden desarrollar distintas heridas, porque todo dependerá de como el niño percibe o vive la emoción y qué significado le dé su inconsciente.

La máscara del Rechazo es la HUIDA, ¿Qué significa huir?, los niños, jóvenes o adultos con heridas de rechazo, tienden a tener un mundo imaginario donde pueden escapar en su mente cuando ocurren eventos que son percibidos como rechazo, también tienden a huir físicamente o aislarse para evitar el rechazo de los demás.  Por ejemplo, una persona con herida de rechazo que no encaja en un grupo de trabajo o de compañeros, se aislará, evitará estar con ellos, utilizará excusas que el o ella misma creerá como ciertas para evitar socializar con ellos, de esta forma si no crea lazos afectivos no será rechazado.

Una persona con esta herida, cuando se siente rechazada, puede utilizar expresiones del tipo: “Quiero desaparecer”, “Quisiera irme muy lejos de aquí”, “correr y correr hasta perderme… que no sepan más de mí”, “no encajo en este grupo, estoy de más”.  Y no solo pensará esto, sino que en muchos casos se alejará de aquello que percibe como un rechazo o de aquellos que siente le han rechazado de alguna forma.  Este comportamiento creará más sentimientos de infravaloración, desmerecimiento, desprecio de si mismo y de los demás, alimentando de esta forma un comportamiento tóxico que limitará su potencial en las diferentes áreas de su vida.

Una persona con herida de Rechazo en el fondo de su ser, aunque su Consciente lo niegue, sólo quiere PERTENECER, SER PARTE DE., pues ha sido programado como un sobrante, como no requerido por ahora y sus experiencias de vida remarcarán aún más esa sensación, hasta que el SER despierte, concientice que lleva una herida y que la forma más fácil de sanarla es aceptándola, reconociéndola y reprogramando la creencia limitante de Rechazo por la Aceptación total.

Una afirmación que puede ser útil para un individuo con herida de rechazo sería: Yo soy amado/a por mí mismo y por todos.  Yo soy un eslabón muy importante en este mundo, mi vida tiene un propósito.

¿Te identificas con esta herida? ¿Quieres saber más para aprender a sanarla? Contáctame a mi whats app: + 56 957386957.

Las 5 heridas de la infancia- El recahazoy su Máscara- La Huida

4 thoughts on “Las 5 heridas de la Infancia- Parte II- El Rechazo”

    1. A veces es difícil dado que el inconsciente nos ha creado las máscaras, sin embargo si tienes personas allegadas a ti que puedan darte un poco más de luz sobre tus comportamientos, sobretodo cuando pasas por eventos dolorosos en tu vida, sería de gran ayuda y podrían darte un poco más de luz sobre tu herida.

      Adicionalmente un coach puede ayudarte a identificarlas. No dudes en contactarme si tienes alguna duda sobre cual o cuales son las heridas que te mantienen atada y no te permiten realizarte como un ser exitoso.

  1. Me identifiqué mucho con está herida, muchas veces en el transcurso del día, tiendo a retirarme en mi propia mente. Y a la hora de conocer nuevas personas, decido hacerlo con mucha cautela, por que siento que si no les agrado me tratarán mal, y simplemente a veces tiendo a evitar reuniones sociales que incluyan personas nuevas.

    1. Estimada Valentina, el primer paso para sanar una herida emocional es reconocerla, por tu nota entiendo que reconoces que tienes una herida de rechazo, ahora lo más importante es sanarla. Puedes contactarme directamente a neurorientate.pnl@gmail.com o a mi whats app: +56 957386957 y allí podré guiarte en los pasos a seguir. Cordiales saludos y gracias por tu interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *