El Entrenador, El Entrenamiento y la Técnica.

El Entrenador, El Entrenamiento y la Técnica.

 

La mayoría de nosotros ha recibió algún entrenamiento o alguna instrucción en algún momento de nuestras vidas y habrán notado que existen elementos claves en el proceso de aprendizaje/enseñanza, que hacen que cada individuo juzgue, si el entrenamiento fue finalmente exitoso o si realmente no cumplió con sus objetivos individuales.

Estos elementos vistos en forma simple serían: El Entrenador, a quien definiremos como el vehículo que transmite la información; El Entrenamiento que es el esquema diseñado para transmitir la información y que debe estar ajustado al segmento al cual va dirigido y la Técnica que sería el código diferenciador de cada Entrenador, el cual es utilizado para asegurarse de que la información sea exitosamente transmitida y absorbida por la audiencia a la cual fue dirigida.

El Entrenador es responsable de que la técnica sea adecuada para asegurar el éxito del entrenamiento, así como de actualizar y ajustar el Entrenamiento para la audiencia, utilizando sus habilidades creativas para ofrecer tantas versiones de un mismo entrenamiento como necesidades u objetivos contemplen los grupos.

Independientemente de que el Entrenamiento sea Standard/Fijo con información y manuales que muchas veces tienen derechos de autor o no pueden ser alterados.  El Entrenador debe adaptarlo a su segmento, evaluando las formas más atractivas de transmitir el entrenamiento con ejemplos o metáforas vivas que aseguren a los individuos el entendimiento total.

Es muy frecuente asistir a entrenamientos donde los Entrenadores dan los mismos ejemplos de siempre, van al manual a repetir como robots los mismos conceptos que suenan como ideas huecas muchas veces, pues no han sido actualizados a la realidad actual.  El mundo cambia, lo que era cierto ayer muchas veces hoy ya no es aceptado, sin embargo, muchos entrenamientos se mantienen inamovibles y standard con libros o manuales que reflejan los pensamientos o experiencias de otras generaciones, si bien aún tienen validez, no necesariamente pueden ser tomados como verdades únicas hoy en día.

La Técnica es propiedad del Entrenador, él decide como transmitir la información. Esta puede ser un modelo visual, sensorial, auditivo, una metáfora viva o una experiencia propia o tomada del pasado o la actualidad.

La Técnica es la varita mágica del Entrenador, que le convierte en un mago excelente o promedio.  La mayor satisfacción de un Entrenador, que enseña por vocación es que su audiencia salga satisfecha, con un nuevo conocimiento que le ayude a su mejoramiento personal, porque se logró tal nivel de transmisión de información, que cualquier individuo de la audiencia es capaz de articular fácilmente el conocimiento adquirido en el entrenamiento e incluso, enseñar a otros lo que él o ella aprendieron.

Esto último me recuerda mi época escolar cuando estudiaba en Biología,  el concepto de “Refracción de la Luz”, el libro y el profesor decían el mismo concepto palabra por palabra y daban el mismo ejemplo, un lápiz colocado dentro de un recipiente transparente con agua a la mitad y uno observaba el lápiz como si estuviese roto y ese era el único ejemplo de “Refracción de la luz”, el concepto era bastante denso : “Es el cambio de dirección que sufre un rayo de luz al pasar por un medio de diferente densidad”.  En mi cabeza solo había interrogantes, aún no sabíamos que era densidad y si lo sabíamos era un concepto hueco y vacío también, lleno de palabras que no nos decían nada.  En esa época tenía 11 años e hice lo que consideré apropiado, aprender de memoria palabras sin sentido y repetirlas como si entendiera lo que estaba diciendo, era una época donde ningún profesor te exigía decirlo con tus palabras a ver si lo entendiste, ni siquiera buscaban otro ejemplo ni podían articular el concepto ellos mismos con otras palabras.  Ese era el concepto y así debíamos aprenderlo.  Pero esos eran los años 70-80, ahora uno no imagina que estas cosas sucedan, pero al parecer continúan sucediendo.

Si hoy un estudiante me preguntara que es la Refracción de la luz,  yo le permitiría jugar con una linterna para que observe, sienta y perciba como un rayo de luz se refleja en diferentes superficies, una vez entendido este concepto, lo pasaría a realizar el mismo ejercicio pero en diferentes medios: Agua, aceite, aire, etc y luego le haría tomar agua con un vaso de cristal introduciendo una pajilla, de esta forma vería como esa luz que chocaba con ese medio puede darle una impresión visual de la pajilla discontinua, porque hay dos medios en ese vaso, el agua y el aire del ambiente.  Ese estudiante seria capaz no solo de explicarle a cualquier otra persona adulta o niño lo que es la refracción de la luz, porque ya no serían palabras huecas, ahora si tendrían un sentido, porque vio, tocó y saboreó la refracción de la luz, con una tarea tan cotidiana como tomar agua con una pajilla y por eso la entendería.

¿Quien no recuerda las largas horas estudiando las Doctrinas Políticas y Económicas ( Socialismo, Marxismo, etc) para pasar los exámenes y que dejaron muy poco aprendizaje en muchos de nosotros?.   Cuenta una historia, que un profesor de Economía necesitaba explicarles a sus estudiantes de qué se trataba El Socialismo, y para ejemplificarles de que se trataba les propuso un experimento.  El experimento consistía en que a partir del próximo examen las calificaciones serían el promedio de la calificación de la clase.  Como muchos sabemos en una clase hay estudiantes que se esmeran por obtener las mejores calificaciones, otros que se mantienen en una zona promedio y algunos que obtienen consistentemente bajas calificaciones e incluso reprueban.  El profesor inició este experimento en la clase para demostrarles a los estudiantes con una metáfora viva, la definición de Socialismo.  Ocurrió que el promedio de las notas fue una “B”, por supuesto los estudiantes que jamás habían obtenido una B estaban muy contentos y aquellos que obtenían siempre una A, estaban molestos.

Se realizó un segundo examen y el resultado fue devastador, el promedio fue una “F”, es decir todos los estudiantes reprobaron. Los estudiantes comenzaron a pelearse entre ellos buscando culpables, pero este comportamiento no resolvió la situación, habían reprobado el examen todos y cada uno de ellos.

¿Que había sucedido?, pues los estudiantes que estudiaban poco estudiaron menos, pues pensaron que  aquellos que estudiaban más mejorarían el promedio, los estudiantes que estudiaban un poco más pensaron que para que preocuparse, si los que buenos estudiantes elevarían el promedio.  Y los buenos estudiantes que estaban muy molestos por el primer resultado pensaron, ¿Qué recompensa tendremos si al final los demás estudiantes se están aprovechando de nuestro esfuerzo?, así que bajaron su nivel. Este simple experimento dejó claro a cada uno de los estudiantes como una supuesta sociedad igualitaria sólo conducía a su deterioro.   Crees que, si nos hubieran explicado El Socialismo de esta manera, ¿lo habríamos entendido mejor? Ahora ¿te queda más claro ese concepto?

Este es un ejemplo de cómo cuando un Entrenador lleva un concepto o información a un nivel de transmisión que conecta con la audiencia, la información es decodificada e integrada como aprendizaje para no olvidar, aunque los años pasen y esto es debido a que se generan mapas mentales al hablarle no solo a la mente consciente sino a la inconsciente también.

Enseñar es una tarea compleja es por ello qué el Entrenador debe prepararse cada día, exigirse cada vez mas y utilizar a su audiencia como el mejor sensor de su Técnica y por supuesto no ser esclavo de ella, pues la Técnica debe ser actualizada, rediseñada para las diferentes audiencias, apoyándose en las nuevas experiencias, cambios lingüísticos, esquemas e intereses del segmento para el cual se prepara el entrenamiento.  Es quí donde la Programación Neuro-Lingüística (PNL)  juega un papel importante en la Educación, proveyendo de herramientas al entrenador para asegurar el aprendizaje exitoso o  un cambio de comportamiento favorable para el individuo que absorbe la información.

Soy fiel creyente de que el papel que representa el Entrenador puede hacer que un individuo o grupo de individuos pierda el interés por un tema, que quizás les habría aportado mucho valor  y esto se debe a la aplicación de la Técnica inadecuada para el grupo.  Un entrenador con conocimientos de PNL, no cometería este error.

Así que audiencia, individuos y Corporaciones, velen porque el Entrenador que elijan para la delicada tarea de enseñar sea el que utilice las mejores herramientas y ustedes Entrenadores, también velen por tener una excelente formación en PNLy aplicar las mejores herramientas que no solo cumplan con sus objetivos, sino que los excedan.

Apuntemos cada vez más alto para lograr nuestros objetivos…

 

Yesenia Urdaneta ( Whats App +56 957386957)

Neuroriéntate PNL & Corporate Coaching

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *